IMPRESCINDIBLES EN LA COCINA (1) - OLLA A PRESIÓN


Vamos a hablar un poquito de los utensilios de cocina que deberíamos tener en todas las cocinas de los singles. Como la receta de hoy la he hecho con la olla a presión vamos a comenzar por ella.

Existen en el mercado muchas ollas a presión diferentes, pero fundamentalmente se dividen en dos tipos: olla exprés y olla rápida. Los dos tipos cocinan los alimentos a altas presiones y alcanzan grandes temperaturas, por lo que los alimentos se cocinan en mucho menos tiempo y conservando bien los aromas y sabores.
 
La olla exprés es la de toda la vida, la que tiene el pitorrillo (en algunos sitios  se le llama verdugo) que gira para dejar escapar el vapor. Con esa olla ganamos mucho tiempo que cocinando sin ella (como orientación, valgan estos números: cocido, 27m., pollo guisado, 25 m., ternera 35 m., lentejas 22 m., pescado entre 5 y 7 m., etc). Estas ollas evaporan algo más que las ollas rápidas.
 
Olla exprés
La olla rápida no tiene pitorro. Tiene una válvula que indica la presión acumulada y la temperatura con un sistema visual (normalmente unos anillos de color). Dejan escapar muy poco vapor y alcanzan más presión interior y mucha más temperatura, acelerándose muchísimo la cocción de los alimentos (cocido, 12m., pollo guisado, 15 m., ternera 10-15 m., lentejas 10 m., pescado 3-4 m., etc).  

Olla superrápida
Los tiempos de cocción siempre se cuentan desde que comience a girar la válvula en la olla exprés o desde que se ven los anillos en la olla rápida. Hasta ese momento la tenemos a fuego fuerte, y luego se bajan a la mitad (con el consiguiente ahorro de energía).

No hay que tenerles miedo. A pesar de que alcanzan garndísimas presiones en su interior, tienen sistemas de seguridad implantados que impiden que la olla llegue a explotar, eso sí, hay que cuidarlas bien, limpiando las válvulas regularmente, cambiando las gomas de la tapa cuando se degraden, etc.

En conclusión, la olla a presión es un instrumento que nos ahorra tiempo y dinero en la cocina. Es fácil de utilizar, muy limpia, y nos va a servir para multitud de recetas. Como existen muchos modelos y tamaños, podemos adquirir una que se adapte a nuestras necesidades. Yo os aconsejo una olla rápida de buena calidad (va a costar un poquito cara, pero vale la pena).
Yo tengo una pequeña para cuando cocino para mí solo, y otra mayor para cuando tengo invitados. 
 
Hala, volando a comprar una!!!!


12 comentarios:

Nel dijo...

The blog is very good!
Congratulations!
http://nelsonsouzza.blogspot.com
Saludos!

Erdecai dijo...

Muito obrigado Nelson.

(that's all the Portuguese I can produce!)

Izaskun Garagorri dijo...

Bueno, al fin noticias tuyas. Me uno a tu nuevo blog. Te espero por mi casita en www.lacucharadelabaluga.blogspot.com

Erdecai dijo...

Gracias Izaskun. Un abrazo

TUBAL dijo...

Me alegra verte de nuevo en el tajo.....te seguiremos por aquí...por cierto, mañana en Cádiz se presenta el movimiento slow food, si quieres asistir, puedes leer más información en mi blog
http://tubal.blogspot.com/2011/02/slow-food-en-cadiz.html
Saludos ;O)

Erdecai dijo...

Gracias Tubal.
Un beso

delokos dijo...

¿Se me permite una aportación? ;-)

Yo, personalmente, uso una olla rápida, en mi caso de WMF, que tiene una característica muy interesante (aunque no es la única marca que la tiene)

Estas ollas permiten usar varios cuerpos con la misma tapa. Esto es, tú puedes comprar, por ejemplo, una olla con tapa y un cuerpo de 3 litros. Si después quieres una más grande, sólo tienes que comprar el cuerpo, ya que la tapa es universal para todos los tamaños. Esto hace que sea más económico y reduzcas el almacenamiento y mantenimiento.

Por otra parte, es muy importante, en el caso de las ollas rápidas, valorar cómo se puede limpiar el mango, y la zona de unión a la tapadera. He tenido algunas que había que quitar tornillos para hacerlo, y, aunque no lo parezca, acumulan bastantes restos si no tienen una limpieza fácil. Es también un punto a considerar, a la hora de comprarla

Erdecai dijo...

Tienes toda la razón en lo de la limpieza. No sirve hacer una limpieza superficial, hay que aprender a desmontar la tapa.
Coincidimos en la marca de olla!!!

Un abrazo

Angie dijo...

Me alegro mucho de tu vuelta, Miguel! La verdad es que se te ha echado de menos. Seguiré de cerca tu nueva andadura. Un beso!

Erdecai dijo...

Gracias Angie,
un beso para ti también.

conxa dijo...

me había saltado esta explicación...

valeee,iré a comprarla,siempre he sido reacia,y muchas cosas no las he cocinado por eso mismo, por falta de tiempo y de olla, pero ha llegado el momento..

Anónimo dijo...

Buenesss, es la primera vez que leo tu blog.
Lo he encontrado gracias a Canecositas y ha sido todo un descubrimiento me encanta.
Felicidades y gracias por compartir tus recetas
Isa

Publicar un comentario